VEN, PASA SIN LLAMAR


MENSAJE Y CANCIÓN DE BIENVENIDA AL BLOG
(Pinchar sobre el texto que sigue, para escuchar la canción):
VEN,
PASA SIN LLAMAR
(*) Vídeo de la CANCIÓN: pinchando en cualquier parte del texto de bienvenida anterior (Le puso música y voz: Amador (Dorchy Muñoz) Gracias.


*Las FOTOS que acompañan a las entradas de este Blog has sido tomadas por Ángeles Fernangómez. En algún caso excepcional en que no es así, siempre se especifica el nombre del autor y se cuenta con su autorización.


miércoles, 29 de diciembre de 2010

MONÓLOGO INTERNO


FOTO: Santiago Carrasco

MONÓLOGO INTERNO

(2010)
(escritura automática)

Iba camino del trabajo, era de mañana y la mirada se me quedó clavada al rojo del semáforo, centrado en la cuenca de mis ojos. No quería pensar, viajaba lento y sin ganas porque quería acabar conmigo y mis bobadas. La vida se hacía pesada y yo quería seguir viviendo pero hacer algunos cambios. La calle estaba triste y las antenas de los tejados me hicieron ver chispas que saltaban hasta el cielo. Pero la luz intermitente del camión que el hombre de la basura custodiaba me hizo mirar al otro lado y me olvidé de todo.
¡Plum, plam!, un bache. Me jode, parece que se salen las entrañas, como coja otro bache le digo al conductor que si le han dado el carnet en la tómbola, pero eso es una tontería, siempre lo dice la gente y no sería nada original, yo le taladro mejor con la mirada y le digo: ¡imbécil, no cojas baches!
Sigo y me asusto. Últimamente estoy asustada aunque no quiero verlo, me niego, pero anoche, al acostarme, vi una cueva negra entre la almohada y las sábanas. Yo estaba en medio y como que me derrumbé hacia dentro (¡pum!), pero luego me dormí.
Sin embargo, me acuerdo de otras veces en que me pasó lo mismo y no podía dormirme, entonces ya no era ¡pum!, era ¡pum-pum-pum- pummmm...! No me gusta, tenía que inventarme cosas para que no se me jodiera la noche. Ahora duermo a pierna suelta mientras escribo que duermo.
¡Cómo pasan los coches!, parecen ríos tontos que se cruzan. Llego al Retiro, no me apetece trabajar, quiero ir al campo y sentarme a la orilla de un río, aunque llueva, me da igual, yo sigo, yo pertenezco al campo y quiero estar con él. Siempre dije que yo acabaría viviendo en el campo, pero la ciudad también me gusta. Lo quiero todo. Me quedo en ambos sitios, ¿por qué no? Caprichosa que eres, chica… (o no). Creo que esta Navidad me tocará la lotería y puedo vivir en el campo y en la ciudad, y no tendré agobios ¡qué gozada!
¡Me tocará la lotería, lo sé! Sigo durmiendo.
.

NOTA: He aquí un atrevimiento por mi parte. Yo que siempre defiendo eso de "escribe con el corazón y reescribe con la cabeza", en este caso me he saltado la segunda parte y me permito subir este monólogo interno en forma de escritura automática, así, dejado salir sin más ni más y fechado en 2004. Sólo recuerdo de él que quise dejarlo tal cual y nunca más volví sobre lo escrito ni le di forma alguna. Hoy, me tropiezo con ello en un recorrido por algunos archivos de word. Sé también que fue un ejercicio más de todos esos a los que, en ocasiones, gusto de llamar a juego. Tal vez lo quise colgar aquí para decirme a mi misma: "chica, los sueños no siempre se cumplen, no te tocó la lotería ese año, al menos no en forma de dinero".
Gracias y...

¡FELIZ AÑO 2011 A TODOS!

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)



11 comentarios:

La Solateras dijo...

Un texto intemporal en el que cualquiera puede verse retratado. Porque somos un compendio de contradicciones, de victorias y derrotas, de éxitos y fracasos, de miserias y grandezas, de quererlo todo y no querer nada.

Muy bueno, Ángeles.

Feliz 2011.

Terly dijo...

Y te tocó la lotería, tu premio fue no cambiar, no retocar lo escrito. Me gusta cuando el corazón manda sobre el cerebro, quizá no sea lo más práctico, pero sí lo más bello. Dejemos que las palabras emerjan al ritmo de los latidos y nos encontraremos con nuestra propia realidad.
Te deseo todo tipo de felicidad para el próximo año y que la amistad sea la semilla que reguemos día a día.

Amaya dijo...

Feliz año, Angeles!
No nos tocó la lotería..pero tenemos salud, ilusión, ganas de luchar,trabajo, un techo, pan todos los dias, sueños, proyectos, a quien querer..y quien nos quiera..
Eso sin hablar del maravilloso mundo que nos ofrecen la poesía y la música,..y toda la gente que forma parte de él.
Todo el mundo se viera así,como nosotros nos vemos.
Que el próximo año venga, al menos, como éste..

Gracias por haber estado ahí, dando lo mejor de tí. No siempre es fácil..y yo lo sé

Un fuerte abrazo

Amaya dijo...

PD: Me encantó el monólogo,tremendamente bello en su naturalidad, como un niño recien nacido, que sin llevar nada encima es perfecto.

Laura Gómez Recas dijo...

Da igual que el río sea de asfalto o de agua. Es un río y a la orilla estás tú. Tú.

Beso, beso, beso tras beso, hasta doce besos.
Laura

Anónimo dijo...

FELIZ AÑO, amiga. La lotería nos ha tocado a los demás al tenerte. Espero que el 2011 te colme de mágicos momentos. Un besazo princesa.
Rebeca

Misk dijo...

"La vida fluye como los ríos y nadie puede bañarse dos veces en la misma agua".

Tagore

Saludos
Misk

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

GRACIAS,gracias a todos. Vuestros comentarios generosos y, ante todo, cariñosos, son un bálsamo para mi. Será un código establecido, pero esto de cambiar de año... ¡impresiona un poco!
¡FELIZ 2011 A TODOS! y un abrazo grande.

Musicando dijo...

Ángeles, quiero transcribirte este pensamiento de Gil de Biedma referido a la poesía pero que se puede hacer extensible a la prosa: "una de las virtudes de la poesía es arraigar en un momento determinado y a la vez trascenderlo, por lo tanto cuando uno intenta rehacer un poema veinte años después de haberlo escrito lo único que puede conseguir es que ese poema no sea hijo de un momento en particular, sino una transacción entre lo que uno fue y escribió entonces y lo que ahora le gustaría haber escrito"
Besos
Estela

Ricardo Miñana dijo...

Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica
pase de largo.

¡¡Feliz año 2011!!

Un abrazo.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Gracias también a Estela y a Ricardo. ¡Feliz año!