VEN, PASA SIN LLAMAR


MENSAJE Y CANCIÓN DE BIENVENIDA AL BLOG
(Pinchar sobre el texto que sigue, para escuchar la canción):
VEN,
PASA SIN LLAMAR
(*) Vídeo de la CANCIÓN: pinchando en cualquier parte del texto de bienvenida anterior (Le puso música y voz: Amador (Dorchy Muñoz) Gracias.


*Las FOTOS que acompañan a las entradas de este Blog has sido tomadas por Ángeles Fernangómez. En algún caso excepcional en que no es así, siempre se especifica el nombre del autor y se cuenta con su autorización.


sábado, 31 de diciembre de 2011

LO MEJOR DE 2011 -socialmente hablando, y para mi-

¡ FELIZ 2012!
Que no decaiga


Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

jueves, 15 de diciembre de 2011

¡FELICES FIESTAS! Poema "Y SI UN DÍA..."


Y SI UN DÍA...

Y si un día él escribiera:

“Al llegar la Navidad
ponía mi madre luces de colores
que trepaban
por la planta de la esquina del salón.
Luego encendía velas, muchas velas.
Recreaba un Nacimiento con montañas y pueblos desmedidos
y, a la mesa,
nos arropaba el amor
que había derramado en cada plato.
Después brindaba
mirándome a los ojos
sin importarle que mi vaso contuviera agua o coca-cola...”

¿Y si un día él lo escribiera,
lo dibujara o lo pintara. O... simplemente lo pensara
cuando yo ya no estuviera?



*

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

martes, 29 de noviembre de 2011

TRISTEZA

TRISTEZA                                                                                         (2011)


Hay días
en los que el dolor deviene a chorros implacables,
se instala en la nuca
y se poliplica en lanzas puntiagudas por el cuerpo.

Hay veces
que el alma quiere que la lámpara se apague,
que no haya ruidos
ni llamadas que estallen por la frente.

Hay espacios
que rememoran a bofetadas los tormentos
y uno sigue adelante
buscando a tropezones su eje de cordura.

Hay horas
que no tendrían que correr por los relojes,
que el dolor de otro dolor
aprieta mucho más el nudo en el estómago

Y ahoga…, ahoga…, ahoga…, ahoga…, ¡AHOGA!

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

jueves, 10 de noviembre de 2011

VEN, PASA SIN LLAMAR

"VEN, PASA SIN LLAMAR", hoy es ya una canción, gracias a mi amigo Amador (Dorchy Muñoz ). Gracias
La grabación es sólo un BORRADOR , pero me gusta publicarla así, como nació. 
Sin embargo, esas fueron las primeras palabras que yo escribí en este blog justo el mismo día en que lo creé (en 2008): Ven, pasa sin llamar, no hace falta que cierres la puerta cuando entres... Sí, seguro que te suena, porque acabas de pasar por ello al abrir mi blog (mira el inicio).
Para mi, el texto fue simplemente un saludo, una invitación a entrar y buscar en el blog a todo aquel que hubiera pinchado en mi enlace. No pretendió nacer como poema, sólo como un texto cálido de bienvenida, pero gracias a Amador ha llegado a ser canción. Gracias.
La cantamos por primera vez en el Encuentro de Poética en Gredos 2011 y, seguidamente, en Los Diablos Azules (Madrid).

A mi me encanta. Espero que también os guste esta VERSIÓN DE PRUEBA:
video
                                                "VEN, PASA SIN LLAMAR" 
            Letra: Ángeles Fernangómez                                           Música: Amador Muñoz

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez y Dorchy Muñoz(texto y música)
Fotos de Ángeles Fernangómez, Pilar Mtnez.-Carrasco, Manuel Mtnez.-Carrasco, María Sangüesa, Javier Jimeno y Julio Medina

lunes, 17 de octubre de 2011

ÁNGELA


            Ángela tenía mucho dinero, pero no se sentía afortunada.
            De puro nácar tenía los dientes Ángela, pero… daba igual, no sonreía nunca.
           Los ojos de Ángela  son los más bonitos que jamás he visto, pero el espejo le dijo un día que eran de lechuza, y los escondió tras unas gafas oscuras que nunca se quitaba.
           Al corazón de Ángela llamó el amor, y llamó…, y ya no llamó más; total,jamás abría...
         Nadie, sino ella, hubiera dicho nunca que Ángela era gorda, pero una talla menos siempre era lo perfecto cuando elegía sus vestidos. Y vomitaba a propósito lo que no tenía más remedio que ingerir, hasta lograr ser hueso y piel para seguir viéndose gorda.
           ¿Tendría Ángela un espejo que todo lo cambiaba?

        Un día se marchó. Y no pasó nada. Pero Ángela se perdió la primavera, y el verano siguiente, y el otoño…, y el invierno… Otra vez las estaciones se siguieron sin que nada extraño sucediera. También se perdió hacerse mayor y ver qué pasa.
 Pero el mundo seguía, aunque no estuviese Ángela.




Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

viernes, 16 de septiembre de 2011

VAIVENES


VAIVENES

Todo se me vierte hacia adelante:
el pelo
las langostas
  las edades...

Vacuno de silencio mi miseria
para que no haya  miedo,
ni se instale en mis sienes la desidia.

Arropada voy de trapos viejos.
Desabrocho las solapas y respiro,
rompo el vaho, tiemblo, me evaporo,
ofrezco un plato tibio de noche a la mañana
me confundo con el ruido, voy despacio, me acaloro,
                                                                                    gimo.

De la avenida surge un río a borbotones,
resbalo en el limo de la orilla y cedo.

Peces me nacen en los senos boca arriba.
                                                                          Y desemboco.
.
Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y fotos)

jueves, 25 de agosto de 2011

CALERO (+convocatoria Recital abierto a todos)

Todos los poetas que lo deseen están invitados a participar en este Recital:
11 de septiembre 2011, de 18 a 19:30 h.
Parque Calero, C/ José del Hierro, s/n (Madrid)
Todos los detalles en mi blog de eventos (pinchad AQUÍ)

CALERO                                               (2006)
¡Ay, cómo empequeñece
andar metido en esta muchedumbre!
¡Ay! ¿Dónde está mi cumbre,
mi pureza y el valle del sesteo
de mi ganado aquel y su pastura?
Miguel Hernández
Cerca, muy cerca de mi casa
hay un parque que yo lo llamo Mío.
Tiene olivos, plátanos, acacias...
Tiene pinos oblicuos, como las vidas
de los que les faltó el amor cuando eran tiernos.

En él me lavo -los domingos en su fuente-,
mi culpa por no ver el mar más a menudo,
por no tener, al despertarme,
montañas en mi vida, aves, un río con un puente
y barro en mis pisadas cuando llueve.
Lavo mi rabia por vivir entre avenidas,
cuando me parió una cuna de mil ramas.

Hay en mi parque columpios y terrazas
y un cine de verano donde Woody  o Almodóvar
desenvuelven del papel de plata el bocadillo
mientras no les toque trabajar en la pantalla.

Hay marginados que se esconden tras las hojas
porque los árboles -para no dejar que veas-,
no distinguen entre bosque o parque.

Un día de estos, cuando tenga un rato,
escribiré una carta a los políticos, y que le pongan
un lago con cisnes y una estatua, como en el Parque Grande.
¡A mi parque!

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

lunes, 4 de julio de 2011

SEMILLA (a J.L. Sampedro)

(2011)

“Somos ríos que vamos hacia el mar. Ya noto la sal”. (J.L. Sampedro)

A José Luis Sampedro
SEMILLA

Si me negara a saber de documentos
que me inyectan la crueldad que nos vertemos,
viviría tranquila entre mis nubes
ignorando lo viciado del ambiente.

No sabría del hombre que se juega
la muerte entre las balas o mastica
el tóxico escupido de Chernóbil
o el hongo envenenado de Hiroshima.

Si no se hubieran parado mis pupilas
en el pulizzer siniestro de aquel ave
–testimonio de la vida hecha carroña–,
no tendría hoy zurcidas las entrañas.

y viviría feliz entre mis lluvias,
ausente de sufrir por esos nadie
que algunos semientierran a deshora.

Mas tuve que fijarme en las noticias:
tres mujeres sangraban boca abajo
a manos de los machos que un día amaran;

he leído entre líneas los diarios,
percibo la violencia, pueblo a pueblo,
reflejo de la que hay en tantas casas,

atisbo la desgana, el pasotismo,
me duelen las miradas de los niños,
me indigna la mirada hacia otra parte
y esa toma del poder por el avaro.


Pero ya veo moverse algunas cosas:
la gente arracimada haciendo fila
ante las canas de un solemne anciano
que firma la semilla de sus libros.

Ya empieza a germinar por muchas plazas.


Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y fotos)

lunes, 27 de junio de 2011

EL VERANO TIENE ESAS COSAS




(2011)
EL VERANO TIENE ESAS COSAS

Apuro el café con hielo que disfruto en la terraza de verano. Una ligera brisa agita el árbol que actúa de parasol sobre mí cabeza, y recibo una lluvia de diminutas de flores blancas con un olor amielado, que se introducen incluso dentro de mi vaso. Pero no me importa. Las entresaco con la parte opuesta a la punta de mi boli y sigo bebiendo. Y escribiendo. Hace calor, mucho calor en esta ciudad, pero yo estoy resguardada.
A menudo, cuando revivo una secuencia similar, me gusta pensar que no soy de este país, que soy… alemana, o china, o africana, o…, y estoy de vacaciones; que llevo en mi bolso un mapa y una guía y me he sentado en soledad contemplativa a disfrutar de una taza de café en un lugar que me es completamente inexplorado. Y consigo recrear ese supuesto. Se ve todo de otra forma, sin agobios, sin prisas, con mirada nueva y capacidad de sorpresa. Hasta me parece ver rótulos escritos en un idioma que me fuera extraño.
A mi lado oigo hablar en diferentes lenguas. Todas son la mía y ninguna lo es. Soy una viajera sin tiempo (turista no me gusta). Ya no recuerdo dónde está mi casa, llevo tanto tiempo viajando y disfrutando de lo nuevo, que no quiero recordar. Todo es mucho más hermoso que los pasos cotidianos.
Llevo conmigo un libro que mis ojos disparan línea a línea a mi cerebro. La gente va y viene, se mueve de otra forma. Siento que jamás mi retina ve nada que haya visto. Deseo sacar una foto, pero ha debido de quedarse en el hotel mi cámara. No importa, tengo el móvil. No puedo perderme algo tan inusual como esas palomas que picotean el suelo y luego alzan el vuelo ante la carrera de un perro que juega en la plaza con su dueño. Clic, clic…, el móvil no es lo mismo, pero buenas son tortas. Echaré la cámara en el bolso en cuanto llegue a la habitación.

El café se va acabando, doy el último sorbo y miro a mi alrededor. ¿Cómo llamo a ese muchacho tan guapo que me lo sirvió hace un rato:  ¿garçon?, ¿waiter o barman...?, ¿kellner?  ¿服务员? (*),  ¡ufff!
Instintivamente miro el reloj. ¡Caramba, se acabó mi coffeebreak! Vuelvo a tierra. Noto cómo se pone en marcha el motor del habitáculo más viejo que tiene mi cerebro. “Estás en la plaza X y tu trabajo está justo al lado”. Otra vez sonó el despertador de la fantasía cuando menos lo esperaba.
-¡Camarero! (me ha salido de corrido), ¿me cobra, por favor?
- Dos cincuenta –contesta.
Tampoco es un precio tan alto a pagar por un hermoso sueño –pienso mientras veo que es lo último que llevo en mi cartera, y me levanto.
.
___________________________________
.(*) transcripción fonética: Fúwùyuán
___________________________________
Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

martes, 7 de junio de 2011

LAS PANCARTAS DE LA PUERTA DEL SOL

Vídeo tomado por la TV de la Puerta del Sol (Movimiento 15-M)
Justo al final del vídeo hay unos cortes del Recital "POESÍA INDIGNADA"
(Plaza Jacinto Benavente, 28.5.2011 - Coordinación Matías Escalera - Ateneo Madrid) 
Unos versos de este poema, recitados por mi, son los que cierran el vídeo.

video

(2011)

Collage poético basado en algunas de las pancartas de la Puerta del Sol de Madrid durante la acampada del Movimiento 15-M 2011 (Democracia Real Ya)

Gracias a los autores
 LAS PANCARTAS DE LA PUERTA DEL SOL

Sed realistas, exigid siempre lo imposible.
Dicen que somos más y más desorganizados, pero funciona.
¡Ah!, y no dejéis de pensar por vuestra cuenta:
donde todos piensan igual, igual ninguno piensa.
Ni medios ni enteros podrán manipularnos,
no importa salir o no salir en los periódicos, si estás aquí,
los libros de la Historia se harán eco.
Esto es cosa de todos, unamos nuestras fuerzas,
algunos aprendimos hace tiempo que el pueblo unido jamás será vencido.
Que no tenemos miedo, no, que no nos moverán, que no nos callan,
que el capitalismo no se reforma, se destruye y a otra cosa,
Tú eres el cambio que esperabas, y el que no grita no mama, ¡leche!
¡Banqueros, repartid la pasta ya, que es sudor nuestro!
y el balance de pan y de chorizos no nos cuadra.
La avaricia se folla a la libertad, y eso no es justo.
Que la calle es tuya, tonto, ¿qué creías? Y las plazas, y la risa…
Se recomienda que uses protector de los potentes porque
hay Sol pa rato y eso quema aunque vengamos ya quemados.
No busques más detrás, en esto no hay políticos, somos nosotros,
ni tú, ni yo, ni el otro, sino todos.
Y ¡alerta!, porque si no nos dejan soñar,
juramos no dejar que ellos duerman.
Esto no es un botellón, no somos tontos, es zona de paz y de echar alas.
En cualquier momento, tú tienes el poder para decidir
que no quieres que la Historia acabe como está, sino más bella.
Ven a unirte, trae tu mano, esta es la plaza de la SOLución
y hay millones de plazas soleadas. Ven. ¡Toma la plaza!


PD: ¡Ah! Y si llega la policía, saca las uvas y disimula.

                                                                                                  


(Poema leído en el recital de “Poesía Indignada”.
 Plaza de Jacinto Benavente, el 28.5.2011)


Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto)

jueves, 26 de mayo de 2011

A propósito del 15-M y del 70 cumpleaños de Bob Dylan: "LAS BANDERAS"








Nunca escribiré nada
que me avergonzara enseñar
 a Bob Dylan.
Benjamín Prado


A la memoria de John Lenon


(2008)

LAS BANDERAS

Se abrazaban,
llegaban a un acuerdo.
La tela de una se amarraba al mástil de la otra.

Dos banderas,
de signo opuesto,
se entendían
por la acción del aire
en movimiento.

¿No será verdad,
políticos,
que la respuesta
está soplando en el viento?
 .

(Este poema fue recitado junto a la estatua del Oso y el Madroño de la Puerta del Sol de Madrid en la noche del 21 al 22 de mayo de 2011)
.
JOSÉ LUIS SAMPEDRO: ese gran sabio, esa gran persona.

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

lunes, 16 de mayo de 2011

DESDE QUE SOY CAPAZ



Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

viernes, 6 de mayo de 2011

CREDO FINAL (a J.L. Zúñiga)

CREDO FINAL
(2011)


A José Luis ZÚÑIGA

Y sucedió que él
aprovechó la cuenta atrás para seguir viviendo,
fue contando a sus amigos lo del billete de ida sin retorno,
nada de aspavientos ni desesperaciones,
mucho de amor y de pisar el suelo.

Sucedió que a domicilio nos entregó a su hijo
de setenta y pico páginas y muchas que otras muertes,
que midió el tiempo y quiso a los que amara tanto.
Sonrió, rió incluso, pero vivió, sin esconder la cabeza bajo el ala.


Sucedió que su objetivo
—a tan corto plazo como le permitía la vida—
fue una fiesta de presentación y de hasta-siempre-amigos,
sin victimismo alguno, sin caras largas ni gotas transparentes,
archivando la lógica tristeza en el baúl de los misterios,
mientras su sonrisa, de abrazo con palabras, informaba
de que ya veía la bala en su cabeza, y a la vida
con el dedo apoyado en el gatillo,
porque a él —como a todos—, le mató la vida,
y hay que saber echarse en brazos de la muerte.

Y sucedió también
que nos dejó un canto de fe y de esperanza como último mensaje,
porque él, que no encontró jamás a Dios por ningún lado,
–tal vez porque tuviera un credo nada afín con las deidades—,
sin vacilar —o haciéndolo—, lírica y públicamente dejó dicho
que creyó
¡en El Hombre!


Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto)

jueves, 7 de abril de 2011

CONDICIONANTES


(2011)

CONDICIONANTES     
Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos.

P. Neruda
Tu llevabas,
colgados de un nudo de tu estómago,
unos versos de Neruda
que condicionaban
la visión de ese mar blanco.

Yo tenía
en la retina un duplicado
de aquellas primaveras de la infancia
que sabían
del revuelo en los recreos cuando hay luz.

Tu llorabas el dolor de las ramas invadidas.
Yo reía el placer de lucir velos de primera comunión.
Tu la asfixia. Yo las alas.
Y las dos
el deseo de colgar de las pestañas el paisaje
nevado de pétalos abiertos para el fruto,
de las ramas amadas o violadas por la flor.

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

lunes, 21 de marzo de 2011

¿HABLAS POESÍA?

21 de marzo: DÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA
(2010)
¿Hablas poesía?
Entonces percibirás
el sonido de mis lágrimas cayéndose
apuradas hacia el núcleo de una estrella.

Si hablas poesía
entenderás que me parta
en dos mitades cuando, en el deseo,
la lluvia me acaricie; y me disuelva.

Sabrás también
de lo que hablo cuando
digo que planto acebos en los vanos
 de mi campo adulto, y es así cuando soy siendo.

Si hablas poesía
quédate a mi lado,
que necesito de un intérprete
para entenderme con la gente amarga.

*


Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

miércoles, 16 de marzo de 2011

¡ MAMÁ ! (Relato)

(2004)
¡MAMÁ!  
            -No, si..., ¡ya te digo!, mírale ahí, repanchigado en el sofá, y venga fútbol y más fútbol, dale que te dale al mando. ¡Ay!, pero... ¿es que no se te mueve un poco el cuajo de verme? ¿es que no ves que no doy abasto?
            No, si ni me mira. ¡Si es que...! ¿Pero me estás escuchando o no?
            -¿Qué?
            -¡Y que no se ha enterao! Que pongas la mesa, hombre, que hagas algo, que te estás embruteciendo. Si es que no haces otra cosa desde que llegas a casa, que ni te ocupas del chico y al final nos va a dar algún disgusto, ya verás, pero tu ni te enterarás de nada, ¿para qué? Yo no sé de qué estáis hechos los hombres. Mira, un día hago las maletas y me voy. ¡Y ahí te quedas!, a ver cómo te las apañas solo. Me da igual, me llevo al chico y quédate con todo si quieres, sobre todo con la tele, claro, que desde que te apuntaste al Plus ese, me tienes harta. No, si me voy a comprar una para mi solita, la pongo en la habitación y veo lo que a mi me de la gana. O no, mejor allí te vas tú. A ver si yo no voy a poder sentarme en el sofá, (que es lo que más me gusta a mi cuando acabo de recoger todo), y ver lo que yo quiera, sin chuparme lo que quieras tú, viendo siempre a esos tíos corriendo detrás de un balón. Pues hijo, podían darle uno a cada uno para que no se pelearan, porque no sé qué le veis a eso. A mi me parece un aburrimiento. Pero tú, claro, crees que soy una estúpida porque no entiendo nada de eso. Ni quiero ¿sabes?, ni quiero. ¿Para que se me queda cara de alelada como a ti?, ¡pues anda!
            -¡Calla, calla!   ¡Cagüeeeeennnn!, ¡joder, cállate un poco, mujer!
           -Si es que encima no se le puede ni hablar. Que sepas que tu hijo dice que no entiende los quebrados, y tú podías ayudarle un poco -que le van a suspender las Matemáticas-, en vez de estar ahí plantao sin enterarte de que estamos los demás, y sin hacer nada. ¡Ay, pero qué güevazos tienes! Claro que tú qué sabrás cómo los tienes, si ya ni te los alcanzas a ver con la barriga que has echao de beber tanta cerveza y de planchar asiento con el culo en el sofá.
            -Oye, sin faltar  ¿eh?
         -¿Sin faltar? ¿Sin faltar? Hoy, porque tengo la tortilla a medio hacer y no la voy a dejar así, pero mañana..., mañana te haces tú la cena si quieres ir a la cama cenao, porque yo hago la del chico y la mía, y a ti que te den. Ya no te aguanto más.
            -¡Que te calles ya, coño!  ¡Joder, este árbitro está comprao, me cagüen la puta...!
          -¿Ves? ¿Ves qué bruto te has vuelto? Bueno, ya lo eras, pero más. Si al final vas a acabar como tu abuelo, que además de ruin y egoísta, era el más bruto del pueblo. ¿O es que no te acuerdas de lo que contaba siempre tu tía Patro? Cuando lo de aquella cabra que le dio una cornada en la cabeza, y el bruto de tu abuelo se midió la herida, luego agarró un cuchillo, se fue para la cabra y le hizo una brecha en el mismo sitio y del mismo tamaño que la suya. No, si... ¡qué voy a esperar yo de ti!, de tal palo...¡tal astilla!, ya se sabe.
            -Mira, si sigues así se me van a inflar los cojones y me voy al bar.
          -Pues vete y no vuelvas, que no se pierde nada. Pero no te vas, no, que aquí estás más cómodo. Claro que no sé qué es mejor, porque cuando eras más joven y no tenías tanta tripa, te largabas y me la pegabas con la primera, ¿o es que no te acuerdas de lo de la Charo aquella. No, si a mi sí que no se me ha olvidao, no; que eso lo tengo yo bien, pero que bien clavao aquí. No sé por qué me casé contigo. Y ahora, ya ves, ¡menuda cruz tengo yo, Dios mio!
            -Pero ¿de qué hablas? Anda, cállate un poquito, que estás más guapa.
            -¡Y encima me dice que me calle! ¡Que me calle yo! ¡Será cabronazo! Pues no me voy a callar no, que ya estoy harta de callarme. Y de todo, estoy harta de todo y ya no tengo ganas de nada, que tú me las has quitao, porque eres un egoísta y... ¿Y sabes qué te digo?, que me voy a la cama, que ahí se queda la tortilla y la terminas tú si quieres, porque al chico ya le di la cena antes, y a mi no me hace falta ni cenar ni nada, que ya se me ha quitao el hambre. Y que te quedes viendo el fútbol, y luego el baloncesto y después lo que te dé la gana; que yo no soy la esclava de nadie ¿entiendes?, y menos de un mierda como tú que ya no vale pa nada; porque si quiero los tengo así ¿sabes?, así, y a mi tú no me haces falta. Que me voy ¿vale?, me voy a la cama. Mira, mira, mira cómo me estoy yendo. Me voy ¿ves? ¿ves? Ya me estoy yendo, míralo.
            -¡Bueno!
           -¿Cómo que bueno? ¿Bueno? ¿Eso es todo lo que se te ocurre? ¿Bueno? ¡Pero, será capullo el tío! ¡Bueno!, dice, ¡bueno!, así ¡bueno! Y se queda tan a gusto. Si es que además eres un insensible, y yo te importo una mierda; me quiero morir, ya no aguanto más. Pues mira, voy a irme a la cama sí, que ya no tengo fuerzas y me da todo lo mismo,  y además voy a dormir muy bien con todas estas pastillas que me voy a tomar, el frasco entero me tomo para no despertarme y oírte roncar encima. Todo, mira, todo, ¡todo! ¡todo!
            -¿Pero qué haces? ¿Estás loca?
-Quita de ahí hombre, que ya me las he tragao, ¡para que te jodas!.
-Pero trae p´acá, coño, ¿qué has hecho? ¿te las has tomado o no?
-Sí
-¡Vomítalas, joder!
-No quiero.
-O te metes tú los dedos, o te los meto yo.
-¿Tú? Anda, mira, pero si ha movido el culo y todo.
-¿Tú eres gilipollas, o qué? ¡Que te metas los dedos he dicho!
-¡No!

-Papá, ¿qué pasa?
-¡Carlitos, rápido, llama una ambulancia!
-¿Qué pasa?
-El teléfono, hijo, trae el teléfono.

-¡Mamá!
-¡Car-li-i-i-i-tos!     


Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

martes, 8 de marzo de 2011

8 MARZO: ¿cuándo podremos llamarlo "día de celebración"? - (Poema: "BLANCAMIELES POETA")

8 de MARZO: "Día Internacional de la Mujer"
De momento, éste sigue siendo un día de conmemoración, de reflexión, de reivindicaciones por la igualdad de derechos entre ambos sexos.
Cuando consigamos convertirlo en día de celebración, ya no hará falta tener un día especialmente dedicado a la mujer. Ese día habremos conseguido MUCHO tanto mujeres como hombres.
Gracias a todas las mujeres que se ocupan de que esto sea un hecho.
Gracias -muy especiales-, a todos los hombres comprometidos, que también lo hacen.

(2006)
BLANCAMIELES POETA  

Blancamieles tuvo adormecida la corriente lírica de versos
que desemboca en el poema
que desemboca en el poeta
que desemboca en la poesía.


Y allí crece
            y se calienta
                       y se evapora
se llueve y se renace.


Blancamieles estuvo en coma creativo.


La manzana de los brujos, de los locos, de los necios…
taponaba la zona-verso de su blanca materia-gris amordazada.
Sólo a intervalos duermevelas
-y en descuido de los brujos-,
jadeó poemas de aprendiz.


Los satanes formaban circo vigilando su urna transparente.
Disfrazados de príncipes, besaban en la boca a Blancamieles,
que no escapaba de su estrofa de letargos.


Los abrazos de los príncipes valientes
tampoco pudieron despertar completa la musa a Blancamieles,
anulada casi,
de satanes brujos.


En un interludio de abrazos
despertó poeta de sí misma,
en soledad,
viva,
mirando hacia dentro su yo desdibujado,
suyo,
      sola.


Sin manzanas amargas,
sin príncipes satanes,
sin brujos,
sin príncipes valientes.


Ella
     con ella
               para ella.


Blancamieles nívea,
Blancamieles dulce,
Blancamieles verso,
                        poema,
                                   poeta,
                                          poesía.
Blancamieles, río de palabras.


Cuando regresaron los abrazos,
había emergido la poeta,
se había renacido de sus anestesiados restos.


Y odiaba las manzanas.


.
Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

viernes, 4 de marzo de 2011

MORIR EN EL CINE

MORIR EN EL CINE

 (2006) 

Cuando la gente se muere no se pone antes a decir cosas bonitas a los que tenga a su lado, no. Yo ya me he dado cuenta de que eso sólo pasa en el cine. En el cine –lo tengo comprobado-, si a uno le pegan un balazo –por ejemplo- y tiene un amigo a su lado que le sostenga del cuello mientras agoniza, el moribundo deja encargado al amigo que le diga a su mujer y a sus hijos cuánto los ha querido siempre, que los seguirá queriendo, que cuidará de ellos desde el otro mundo… y no sé cuántas cosas más. Lo dice, además, como si no le pasara otra cosa que el saber que le quedan sólo unos segundos o minutos de vida, pero nada más, como si los dolores no tuvieran nada que ver con la cabeza ni con la voz.
Pero yo sé que eso no es cierto porque ya he visto morir a dos personas y no se tienen muchas ganas de hablar en esos momentos, que a la gente le duele todo y no está para nada, no.
El primero que vi fue a mi abuelo. Unos días antes le dio no sé qué a la cabeza y se quedó alelao. El día que se murió, se murió y ya está. Me acuerdo muy bien porque yo siempre había pensado que antes de morir me cogería de la mano –como en las películas- y me diría: “Sebas, la colección de monedas antiguas quiero que sea para ti, por haberme ayudado a ordenarla”. Entonces yo lloraría y le besaría en la frente. Él, después de acariciarme la cabeza, abriría el cajón de la mesilla y me entregaría el tesoro. Pero no fue así. No digo que yo no llorara por el abuelo porque sí lloré, pero las monedas antiguas no tengo ni idea de dónde han ido a parar.
También vi cómo se moría el tío Félix que llevaba mucho tiempo enfermo en el hospital. Cuando murió estaba tan dolorido que se notaba a la legua que no le apetecía decir ni una palabra (o no podía). Pude ver cómo se moría porque quiso que lo llevaran a su casa a pasar los últimos días que le quedaban y yo fui con mi madre a verlo y…
Por eso digo que eso sólo pasa en el cine. En una peli vi cómo el que se estaba muriendo le pedía a su novia que se casara con él y todo. Yo eso no me creo que pueda pasar de verdad. Él seguía sonriendo mientras las lágrimas de la novia le caían en su  boca y por toda su cara. Así no son las cosas en el mundo real.
También se murió mi gato pero no sé cómo pasó. Y me alegro, porque no hubiera podido soportar que no me pudiera mirar siquiera.

Soy muy joven para haber visto todo esto, ya lo sé, pero, como dice mi madre, “por hache o por be, este chico tiene que estar siempre metido en todos los fregaos”.
Cuando mi madre vio que el tío Félix estaba como estaba, me mandó a casa, pero yo hice como que me iba y me quedé asomado a la puerta mirando por entre la rendija de las bisagras. Ellos, como estaban a lo suyo, ni se percataron de mi presencia. Pero a mí no me dio miedo.
 Eso sí, he aprendido a aprovechar mejor la vida y no esperar al último momento, así que ya le he dicho a todo el mundo lo que les pienso dejar si me pasara algo. Y a Bea, que es mi novia, le digo siempre que la quiero mucho, no vaya a ser que luego no me dé tiempo.
Y es que el cine es el cine, pero la vida es otra cosa.
*

Vídeo correspondiente a un comentario de Amador Muñoz sobre esta entrada.

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

jueves, 17 de febrero de 2011

IMPREVISIÓN

IMPREVISIÓN
(2011)

Llegó el primer otoño y ni una sola hoja se fue de mi estructura. Ni un ligero amarilleo -al menos, no lo percibí-, ninguna tristeza seca desarropó mis ramas. Así ocurrió con el segundo otoño y los siguientes. Era joven, para siempre; mi hoja era perenne: ¡nunca moriría! Me acostumbré a pensarme eterno. A partir de ese momento dejé de preocuparme por la vida.
Pasó el tiempo y... ¿qué es el tiempo para quien se intuye ilimitado?
Pero al final de aquel verano noté algo, sentí un ligero amarilleo entre mis láminas. Más tarde se me fue todo el zumo de las venas. El viento azotó mi ligereza: me desprendía, agonizaba; el fin estaba cerca. Era caduco. Y yo no estaba preparado.


Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

.

viernes, 4 de febrero de 2011

DESNUDA ANTE LA VIDA

FOTO: La fuente de las lágrimas (Granada)
(2011)
Desnuda ante la vida,
con ese olor a bebé
recién parido,
sin ánimo alguno de
exhibir mi cuerpo a
las gaviotas,
me entrego a los abrazos
de esta lluvia que moja
mis pezones y
me tiñe de azulados
roces tiernos.
Cada gota se encuentra con
su poro y se introduce.

Soy ya humedad.

*

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

sábado, 22 de enero de 2011

¿QUIÉN NO?



(2011)
Pero..., puestos a soñar
¿quién no ha perdido un gato blanco en su regreso hacia la infancia?

¿o se ha arañado
al esconderse de la lluvia entre los tallos de un rosal?

Hay
tantas luciérnagas
vigilando los caminos
que resulta inútil
esconder
unicornios azules
en el espacio breve
que ocupa una canción.

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)