VEN, PASA SIN LLAMAR


MENSAJE Y CANCIÓN DE BIENVENIDA AL BLOG
(Pinchar sobre el texto que sigue, para escuchar la canción):
VEN,
PASA SIN LLAMAR
(*) Vídeo de la CANCIÓN: pinchando en cualquier parte del texto de bienvenida anterior (Le puso música y voz: Amador (Dorchy Muñoz) Gracias.


*Las FOTOS que acompañan a las entradas de este Blog has sido tomadas por Ángeles Fernangómez. En algún caso excepcional en que no es así, siempre se especifica el nombre del autor y se cuenta con su autorización.


viernes, 18 de diciembre de 2009

ANATEMA

Título del cuadro: "Invierno en la Dehesa"
Pintor: Carlos Puente

ANATEMA

¿Por qué, toro?


De acuerdo en que eres

bello,

esbelto,

apuesto,

fuerte,

bravo… ¡olé!

De acuerdo también en el ¡olé!

Silueta viva de mi misma patria,

¡tooooro!

¡hele ahí tu garbo y compostura!

¡hele tu casta!

Una sonrisa cómplice por el guiño

azabache de tus ojos.

Hombre, ¿por qué?

¿Por…(¡qué temperamento adusto!)

qué… me miras, hombre, así?

Mírame vivo hasta que muera Yo.

Vivir…

hasta que la vida se me agote sola.


Mis ancestros se acostaron sobre la tierra deshecha.

Un hombre íbero dibujó el contorno y

se hizo el país… del ser que disfruta con mi muerte.


Me han acorralado, me llevan a la arena,

doy vueltas…, me torean, ¡es su Fiesta!,

me enfurezco, gritan... ¡Devolvedme a la dehesa!

¡¡¡Toro!!!

¡Hombre! ¿Qué?

¿Por qué tiñes con sangre taurina tu Piel de Toro?

Eres Arte, toro.

Arte es El Toro, Los Toros muerte son.

Sí.

Olé, toro, olé.

.

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez

NOTA: la autora no intenta polemizar, simplemente deslíe entre versos su forma de pensar, y lo titula "Anatema" porque piensa que así se ve a menudo al pensamiento antitaurino todavía.

.

8 comentarios:

Caminante dijo...

Yo a lo mío... Besos

AUTOBOMBO 2:
* diciembre 18, 2009. Pico Almanzor (2592m) J.O. Gredos: 1/5/2005
(Texto confeccionado -por mí- en su día y recuperado ahora. Las fotos son de Félix y Javier. Si las clicais... crecen. PAQUITA)

Son las siete cuando comenzamos a andar, vamos bien de tiempo. Los principios cuestan, al menos (...)

Porque no quiero que se te pase desapercibida mi crónica ... a mí me gusta. PAQUITA

MarianGardi dijo...

Angeles yo no soy partidaria de tal arte.
Yo voto porque desaparezca.
Una vez fui a una corrida de toros en un pueblo de Aragón y la olor a sangre casi me hace vomitar y sali disparada de la plaza. ¡Horrible!
Me da tristeza el poema pero es bello es su composición, idea, y hacer hablar al toro, él tendría tanto que decirnos.
Un abrazo y Felices Fiestas.

azpeitia dijo...

Los hombres Ángeles, desde que invadimos este mundo en el que vivimos, nos ha gustado jugar con la muerte, unos en coche, otros en moto, otros haciendo alpinismo, otros saltando de aviones (entre los que me incluyo) otros haciendo guerras, otros asesinando a sus semejantes. Hay algo de perversamente morboso en esa actitud de desafío a la muerte. Yo nunca voy a los toros, no me gustan. No me gusta ver morir a ningún ser vivo, porque tiene el mismo derecho que yo a completar su ciclo biológico...aunque sea una peligrosa serpiente, o un fiero León.Claro que en este dilema, matamos para comérnoslos todos los días a millones de seres vivos, de la tierra del mar, de los ríos y sin ningún tipo de ritual, a veces de una manera muy cruel, y condicionamos su ciclo de vida a pautas económicas de productividad y consecuente beneficio.
Somos los seres humanos tan racionales como decimos? ¡No!, creo que no, tenemos para sobrevivir las mismas pautas de comportamiento que el resto de los seres vivos...Yo también Ángeles entono un canto a la vida...Solo tenemos una solución, hacernos vegetarianos...un beso muy grande desde Zuhaitz-Ondoan de azpeitia

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Oye, Paquita, he intentado leer tu texto y no lo veo. Volveré por tu blog más despacio.
Besos

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

MARIANGARDI: yo..., ya puedes imaginarte lo que opino, ¿verdad?
Besos y gracias.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Bueno, yo veo una diferencia entre comer carne (razonablemente) y retransmitir una muerte convirtiéndola en una fiesta con tortura.
Hemos venido a este mundo hechos con la necesidad de comer. Yo creo que, aunque nos hagamos vegetarianos, en principio también somos carnívoros. Si hay que matar para comer, lo mismo que el animal caza a otro animal para subsistir, pues..., pero con la menor crueldad posible y sin esquilmar.
Sin embargo, los toros los veo como ese orgullo prehistórico del hombre (o del hombre prehistórico) de cuando no tenía su cerebro tan desarrollado y tenía que medirse con el animal para subsistir, para no morir incluso. El hombre hacía gala (y con razón en aquella época) de que, a pesar de que tuviera menos fuerza que el animal, podía vencerle mediante la estrategia.
Entonces tenía su explicación, ahora no.

Elena dijo...

Y por qué no va hablar un toro?

Lo bueno de la narradora es que puede poner en boca del toro lo que ella sueña que él diría...
Ooooooleeee
Besitos especiales

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Oooooleeee, Elenita. Ooooleeé tu gracia.
Besotes