VEN, PASA SIN LLAMAR


MENSAJE Y CANCIÓN DE BIENVENIDA AL BLOG
(Pinchar sobre el texto que sigue, para escuchar la canción):
VEN,
PASA SIN LLAMAR
(*) Vídeo de la CANCIÓN: pinchando en cualquier parte del texto de bienvenida anterior (Le puso música y voz: Amador (Dorchy Muñoz) Gracias.


*Las FOTOS que acompañan a las entradas de este Blog has sido tomadas por Ángeles Fernangómez. En algún caso excepcional en que no es así, siempre se especifica el nombre del autor y se cuenta con su autorización.


miércoles, 28 de abril de 2010

ACEPTACIÓN

ACEPTACIÓN

Me relamo el ego, y...
ya no siento ese regusto a orquídea en el aliño.

Me sabe
-sin más aderezo-,
a mí.

Es por ello
que ya no necesito relamerme.

.
.Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

24 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

A eso le llaman tener ego, lo demás son cuentos.
Muy bien expresado.
Un saludo.

Noray dijo...

¡Bravo por tu ego y autoestima!


Un beso

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Bueno, queridos JOSÉ ANTONIO y NORAY:
o mi poema no da en el clavo de lo que quiere transmitir o es que yo no he captado bien vuestros comentarios.
Precisamente, lo que quise transmitir, es que ya he pasado esa fase de crisálida en que uno se mira al ombligo cual adolescente, que ahora, cuando "relamo" mi ego, ya no es tal, sino que es un "yo misma" sin otras pretensiones.
Precisamente por eso digo que ya no me hace falta relamerme, ya me acepto (ese es el título) tal cual soy, sin más.
Cuánto me gustaría que volvierais a leerlo y me comentarais si es que lo he expresado mal yo, porque me queda ya el gusanillo...
GRACIAS A LOS DOS y un abrazo.

Noray dijo...

Primero es el ego. Después, a la larga y ya más reposada, surge la autoestima.

De ahí mi admiración, porque habiéndote recreado en el ego has alcanzado la autoestima.



Lo has transmitido a la perfección.




Un fuerte abrazo

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

NORAY: gracias. O sea, que la que no había captado era yo misma ¡torpona de mi!
Qué bien que estás en todo y revisas. Sí, sí. Esa fue la idea.
Un abrazote. Y, cuando termine esta vida "disipada" que llevo ultimamente de performances de poesía erótica y no sé cuantas cosas más de aquesta guisa, PROMETO y JURO entrar más en los blogs de la gente a la que quiero y admiro.
Un abrazo

José Antonio Fernández dijo...

No puedo añadir más al comentario de Noray y a tu explicación. Con la relectura he captado mejor lo que pretendías.
Este verso:"Me sabe-sin más aderezo-,a mí." fue lo que me hizo leer el doble ego, su confirmación, al terminarlo en "mí"
¿Que hay más egoista que uno mismo?
Lectura erronea por lo que veo. Ahora ya lo he captado, pero antes también me gustaba.
Aún así, un poema, como los buenos cuadros, puede estar abierto a múltiples interpretaciones, en fin, lo dicho.
Un abrazo.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

JOSÉ ANTONIO: Qué bien que hayas vuelto sobre el comentario y sobre el poema. Muchas gracias. Tu opinión siempre me importa mucho.
Además, me hace recapacitar sobre ese "mi" que apuntas. Cierto es que dice que es "sin más aderezo", pero veré si puede dar lugar a confusión o puede haber otra forma de decirlo.
Te digo lo mismo que a Noray. En cuanto esté bajada de esta moto en la que me subo a veces, entraré en vuestros blogs. Hay manantiales que una no puede dejar de beber de ellos.
Un abrazo y muchas gracias.

marisa dijo...

Mi querida amiga, El regusto a orquídea es un verdadero logro poético, y luego esa comprensión esa revelación final:lo que en verdad queda somos nosotros mismos, y nuestra autenticidad.
Te adoro guapa.

Jesús Arroyo dijo...

Nada, nada.
Sigue cantando a tu ego, vuelve a crisálida o mantente en mariposa, rechupeteate lo que quieras o, incluso mejor, que Kafka te convierta en calamarcillo para que nunca te falte la tinta, porque eso es lo que me importa a mí de tí.
Bien, vale, y que cuando nos veamos nos demos un par de besos y nos tomemos un vinito.
Eso sí, procura llegar a la Biblioteca Nacional cuando las butacas estén libres, jeje.
Besazos.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

MARISA: un análisis -el que has hecho-, muy de tu profesión laboral y de tu aficción poética.
Me encanta ese ir al grano y sacar la sustancia, así como la capacidad de síntesis.
Un beso grandote, grandote.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

JESÚS: ¡pero qué cielazo que estás hecho!
No sé cómo das siempre en el clavo para convertir la ternura en humor (y viceversa).
Lo de convertirme en calamar me dejó paralizada. Luego ya vi que era por el interés, porque quieres que use la tinta, bandido. ¡Si no es pa tanto...!
Oye, lo del vinito, como que me gusta, mira tú.
¡Y prometo no llegar tarde a la Biblioteca Nacional para que no tengas que cederme el asiento! Y yo que pensé que ya lo habías olvidado... Ay, serás rencoroso (je-je).
Abrazotes

carmen jiménez dijo...

Cuando dejas de sentir ese regusto, es cuando empiezas de verdad a disfrutar del gusto.
Un beso.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Cierto, cierto CARMEN. Esa es la idea.
Un abrazo.

MiLaGroS dijo...

Que genial. Me ha encantado. un abrazo grande. Poeta maravillosa

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Buen sujeto para un poema ese Ego, y buena resolución encuentra entre tus versos, esa no necesidad de relamerte es una de las máximas de algunas importantes corrientes filosóficas...

Besitos
Marian

Laura Gómez Recas dijo...

Me ha gustado ese debate entre José Antonio, Noray y tú.

La palabra 'ego' no la entiendo como negativa. En este poema es el yo primero, la identidad única.
El regusto a orquídea no es más que lo accesorio que delata la inmadurez.

Es el poema de alguien que alcanza la madurez plena. Ya no hace falta relamer y edulcorar y perfumar el ego porque estamos satifechos con él tal cual es. Desnudo.

Me encanta lo que dices y cómo lo dices, ese olor a orquídea es una imagen de sugerencia pura.
Laura

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

MILAGROS: muchas gracias por tu comentario. Un abrazo grande.

MARIAN: Caramba, me acabas de descubrir algo que no sabía, y es lo de que esa no necesidad de relamerse el ego ya, forma parte de ciertas corrientes filosóficas. Si al final..., en el pensamiento humano -como en todo- no hay nada que no se haya inventado ya.
Muchos besos, reina.

LAURA: exactamente esa es la idea del poema. Evidentemente, la palabra y el concepto "ego" en sí no es negativo en absoluto. El tema es cuando uno se relame y tiene que buscar el regusto a orquídea y si no no es feliz. Incluso el hecho de estarse relamiento implica que no se ha llegado a la autoestima, sino que seguimos mirando al ombligo.
Es evidente que no es lo mismo "ego" que "ego-latría", "ego-ísmo", "ego-céntrismo". Es el sufijo el que cambia la tostada.
Un abrazo, amiga.

azpeitia dijo...

Así es como muchas veces nos sentimos, con ese tacto tan especial...algo que acaba siendo una reflexión...Enhorabuena por tu blog y todo el trabajo titánico que conlleva...un abrazo muy fuerte desde azpeitia

Terly dijo...

¡Ay si todos llegásemos a esa conclusión!...

"Es por ello
que ya no necesito relamerme"

Podríamos llegar a estar cerca de la perfección.

Un beso, Ángeles.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

AZPEITIA: Gracias a ti. El trabajo del blog es una delicia cuando se dispone de un poco de tiempo. Si no, pues se vaguea, como hago yo de vez en cuando, y cuando se vuelve a tener tiempo, pues otra vez a trabajar el huertito este virtual.
Un abrazo

TERLY: Muchas gracias de todo corazón. Verdaderamente, la conclusión a la que has llegado al leer el poema es la idea que se ha querido transmitir. Cierto que, si así fuera, sería casi perfecto. Es a lo que habría que aspirar, desde mi punto de vista.
Un abrazo

Luisa Arellano dijo...

Noto cambios... muy interesantes... que me confirma ese sabor a ti que ahora encuentras... ¡que no, que no te relamas, porfi! :)

Encantadísima. Muackkkk

Caminante dijo...

Pese a todo me quiero, soy así y, además, me gusta.

PAQUITA

Dorchy Muñoz dijo...

Ay mare mare, que aberración psicoanalista, qué pecado sin posible penitencia, si el dios Freud levantara la cabeza...
-sonrío-
Besos
Dorchy Muñoz

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

LUISA: mil gracias, amiga, amiga, y poeta, poeta.
Besos y más besos.

PAQUITA: millones de gracias, sí señor. Y un besazo.

DORCHY:¿mandeeee? Esto habrá que debatirlo. El "debate" entre Noray, José Antonio y yo, de los comentarios anteriores, ya aclararon muchas cosas. Noray lo pilló al vuelo.
Gracias, Dorchy, Amador. BESOS