VEN, PASA SIN LLAMAR


MENSAJE Y CANCIÓN DE BIENVENIDA AL BLOG
(Pinchar sobre el texto que sigue, para escuchar la canción):
VEN,
PASA SIN LLAMAR
(*) Vídeo de la CANCIÓN: pinchando en cualquier parte del texto de bienvenida anterior (Le puso música y voz: Amador (Dorchy Muñoz) Gracias.


*Las FOTOS que acompañan a las entradas de este Blog has sido tomadas por Ángeles Fernangómez. En algún caso excepcional en que no es así, siempre se especifica el nombre del autor y se cuenta con su autorización.


viernes, 16 de julio de 2010

CUANDO FUI ÁRBOL...



Ahora, donde Dios era fuego,
donde hablaba el dolor, llora el vacío.
Antonio Gamoneda

.




.



.

Cuando fui árbol soñé con el verano
para respirar despacio y acariciar a mis hijos.
Ardieron ellos, y a mí
se me cayó la caricia de las ramas.
Me asfixié de dolor y cerré las hojas
para no ver
mis pavesas avivando sus cenizas.
Fue así…
como preservé también mi savia,
aunque ya no broto hijos.


(Estamos en verano ¡Cuidemos de que no haya más incendios!)
¡Felices vacaciones!
.
Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

18 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Muy profundo y triste. Se trata de eso, de que la savia corra, aunque ya no de brotes, aunque se hayan perdido.
Ah, y eso ¡cuidemos los bosques!
Un abrazo.

La Solateras dijo...

¡Qué bonito eso de se me cayó la caricia de las ramas!

Un beso

Mery Larrinua dijo...

Triste realidad!
un beso

Laura Gómez Recas dijo...

Exquisito en la forma, Ángeles. Una sutileza tras otra para entablar la tragedia sobre el poema y despojarla de florituras y dárnosla con toda su crudeza.

Es un poema dulce y amargo. Está lleno de vida, como la savia, y lleno de muerte, como la ceniza.

Un beso, cálido y sin combustión.
Laura

Marisa Peña dijo...

Bravoi Angeles, por la fuerza, por la belleza de las imágenes, por tu poesía siempre prometeica.GUAPA
PS: Sigo en la playa así que pasaré cuando encuentre un ordenador, je, je

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

JOSÉ ANTONIO: siempre estás ahí dispuesto a dar tu punto de vista. Punto de vista que sabes que valoro enormemente. Muchísimas gracias, colega. Un abrazo.

SOLATERAS /ANA: Ay, te has ido a quedar con una de las partes a las que yo más quiero también, del poema. Un beso grande. Te visitaré en cuanto pueda.

MERY: Gracias por tu comentario. Estamos en contacto. Un aabrazo que cruce los mares.

LAURA: ella siempre afinando. Síntesis que apunta directo al corazón y le inyecta el alimento.
Un abrazo, amiga.

MARISA: lo de "poesía siempre prometeica" no lo había pensado, pero prometo darle vueltas...
Disfruta de la playa, date un baño y recoge de las olas toda su poesía.
Un abrazo grandote.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Precioso poema, Ángeles, buena manera de empezar este caluroso día.

Besísimos
Marian

Terly dijo...

Terrible lamento el de ese árbol que llora lágrimas de resina.

Un beso

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

MARIAN: qué hermoso lo que dices. Te imagino leyéndolo tempranito y me alegro de hacerte comenzar el día pensando en la Naturaleza.
Estoy con un pie aquí y otro fuera. Me voy de vacas y estaré sin ordenador.
Muchos besos

TERLY: Gracias. Sí, los pinos tienen el llanto más notorio, pero todos intentas preservar su savia y que no se les queme la vida. Algunos llegan a conseguirlo, aunque con alto precio.
Un abrazo

Rosa dijo...

Que gusto encontrarte Angeles. Echo de menos tus poemas... Esto del verano, tiene su parte negativa, sin duda.

Me encantan los primeros versos: "Cuando fui árbol soñé con el verano para respirar despacio y acariciar a mis hijos. Ardieron ellos, y amí se me cayó la caricia de las ramas...".¡¡Uff!!

Buen trabajo mi niña

Un beso enorme

Jesús Arroyo dijo...

Hooooola:
Te tengo abandonadiiiita, ¡cachis!
Un poema acertado, muy acertado.
Besitos.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

ROSA: en verano estamos todos felizmente dispersos, hay que cambiar de vez en cuando los quehaceres para no convertirlo en rutinas, y esto incluye también a la poesía, por qué no, aunque no incluye dejar de querer a las personas. Gracias, cielo. Yo también tengo ganas de leerte. Un beso.

JESÚS: tú nunca me abandonas, sólo te pones juguetón y, en ocasiones, elijes el "escondite". Lo mismo me pasa a mi. Pero sé que siempre estás ahí. Besotes.

carmeloti dijo...

Ángeles!!!

Eres tierna hasta pedir por la naturaleza esa que a ti te llena de vida, y pareces más iluminada cuando hablas de ella.

Cuando hablas de amor, de naturaleza, de sentimientos, de vida, se mezcla todo en un azucarero, y acaba siendo un poema...

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

CARMELOTI: Ay..., qué comentario me has hecho más sabroso. No está nada mal de postre, amiga.
Un beso y gracias.

anuar bolaños dijo...

DUDA

Hay un aire de túnel en tus ojos oscuros.
El presagio tan temido se hace vigente.

Un silencio de varios días
me cuenta que tus sueños
andan desperdigados.

No sabes dónde poner la tristeza,
ruegas que las preguntas
se borren de tu voz.

No te atrae el sonido del mar.

No buscas desandar tus pasos
pero pides que la neblina
de la acera de enfrente se aclare un poco.

Oyes que un hombre habla a tu lado,
le miras y quieres creer que canta para ti.
Tomas su mano y empiezas a caminar.

El sabor de tu llanto se suaviza,
el viento sopla,
la penumbra se ha vuelto cálida.

Ay, si pudieras emprender el vuelo…



anuar iván.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

ANUAR BOLAÑOS: Gracias por los versos que has dejado sobre mis versos. Me gustan, y mucho.

Antonio Fernández López - Educación dijo...

Me gusta. Tiene fuerza el poema. No creo que tenga nada de raro que me recuerde a Gamoneda. En todo caso sería un honor para cualquiera. Un beso

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

ANTONIO: Gracias. ¿Que te recuerda a Gamoneda? Caray, sería un honor para mi tener un toque de mi paisano Gamoneda, aunque sé que también tiene muchos detractores. Yo, sinceramente, pienso que cada cual tiene sus gustos y su derecho a tenerlos, pero ¿no habrá algo de envidia malsana también cuando se le detracta?
A mi me enorgullece lo que me dices. Curiosamente, como ves, yo le puse una cita suya, pero no se me había ocurrido que pudiera parececerse a su estilo.
Un abrazo