VEN, PASA SIN LLAMAR


MENSAJE Y CANCIÓN DE BIENVENIDA AL BLOG
(Pinchar sobre el texto que sigue, para escuchar la canción):
VEN,
PASA SIN LLAMAR
(*) Vídeo de la CANCIÓN: pinchando en cualquier parte del texto de bienvenida anterior (Le puso música y voz: Amador (Dorchy Muñoz) Gracias.


*Las FOTOS que acompañan a las entradas de este Blog has sido tomadas por Ángeles Fernangómez. En algún caso excepcional en que no es así, siempre se especifica el nombre del autor y se cuenta con su autorización.


jueves, 17 de febrero de 2011

IMPREVISIÓN

IMPREVISIÓN
(2011)

Llegó el primer otoño y ni una sola hoja se fue de mi estructura. Ni un ligero amarilleo -al menos, no lo percibí-, ninguna tristeza seca desarropó mis ramas. Así ocurrió con el segundo otoño y los siguientes. Era joven, para siempre; mi hoja era perenne: ¡nunca moriría! Me acostumbré a pensarme eterno. A partir de ese momento dejé de preocuparme por la vida.
Pasó el tiempo y... ¿qué es el tiempo para quien se intuye ilimitado?
Pero al final de aquel verano noté algo, sentí un ligero amarilleo entre mis láminas. Más tarde se me fue todo el zumo de las venas. El viento azotó mi ligereza: me desprendía, agonizaba; el fin estaba cerca. Era caduco. Y yo no estaba preparado.


Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

.

10 comentarios:

La Solateras dijo...

Un hermoso texto, Ángeles. Y bueno, que te quiten lo bailao mientras fuiste eterna y sin tristezas.

Un abrazo

Manuel dijo...

Querida Angeles: yo creo que anoche puse un comentario en este espacio. Puede que haya habido algún fallo o que aún no hayas pasado a autorizar los comentarios.

Esperaré y si no aparece trataré de deproducirlo.

Un beso.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

SOLATERAS: sí, sólo toma uno conciencia de que no es eterno cuando va cumpliendo algún añito.
Gracias. Un beso.

MANUEL: pos no señó..., yo creo que cuando andabas en la fase REM de tus sueños o alguna otra fase, me mandaste un comentario, y resulta que ahora confundes los estados... je-je. Oye, he revisado los correos y no lo veo. A menos que lo borrara yo equivacadamente, que tó pué sé... Bueno, se admite repetición de la jugada. Un abrazo.

Rosa dijo...

¡que hermosura Angeles!. Aún tengo el escalofrío que me ha causado el final... El final de aquel verano.

Menos mal que puedo leer aquí algo de tu prosa poética, porque con los poemas soy una privilegiada, lo sé.

Un abrazo con esa luz que me llega al leerte

Jorge Torres Daudet dijo...

La juventud, efectivamente, se cree eterna; ilusión, como la juventud, perecedera. Los años nos enseñan...
Pero tu, chiquilla, aun no tienes años.
Un beso.

Manuel dijo...

Bueeenooo.. acepto mis estados REM como parte de mi personalidad nocturna.

A ver, que lo que te venía a decir es que eso de la perennidad y la caducidad es como un vaiven vital que se nos impone o controlamos, así nos empeñemos.

Pero que ese dibujo que has creado es de lo más nítido. "Me acostumbré a pensarme eterno...". Y es lo que yo digo siempre "tu pa qué piensas, si no sabes"...

Es que lo que es, es.

Un beso, corazón.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

ROSA: gracias, mi niña. La verdad es que la narrativa me encanta y tengo muchas cosas, sólo que aquí no quiero meter las cosas largas, porque se leerían mal, pienso yo.
Un beso grande

JORGE: qué bien has interpretado el sentido que yo quise dar a este texto. Exactamente, mientras somos jovenes no tenemos idea de que el tiempo es limitado en nuestra vida, parece que viviremos siempre. Al menos, lo sabemos a nivel intelectual, pero no lo interiorizamos a nivel emocional. Exactamente eso es lo que quise decir.
Un abrazo

MANUEL: bien, bien, que hayas repetido.
!"Me acostumbré a pensarme eterno" ¿cuántas veces nos hemos pensado así siendo jovenes? Casi siempre.
Besotes

El Mar...Siempre el mar dijo...

Creo que en tu texto nos retratas uno a uno cuando la juventud nos hace creernos eternos.Sabemos que eso no es así pero...nada hay que nos contradiga la juventud es tan fantasiosa que nos puede llevar a creernos eternos...cuan equivocados estamos aunque no pensar en nuestro deterioro...en nuestro fin...pueda ser algo que nos aleje de las preocupaciones. quien sabe.

Precioso poema. me hizo parar y...pensar.

Mi mejor sonrisa para ti

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

MAR... SIEMPRE EL MAR: Captada perfectamente la idea que yo quise transmitir.
Muchas gracias y un abrazo.

IV Encuentro de Poesía en la Red dijo...

Angeles estamos cerrando las confirmaciones.
Un abrazo