VEN, PASA SIN LLAMAR


MENSAJE Y CANCIÓN DE BIENVENIDA AL BLOG
(Pinchar sobre el texto que sigue, para escuchar la canción):
VEN,
PASA SIN LLAMAR
(*) Vídeo de la CANCIÓN: pinchando en cualquier parte del texto de bienvenida anterior (Le puso música y voz: Amador (Dorchy Muñoz) Gracias.


*Las FOTOS que acompañan a las entradas de este Blog has sido tomadas por Ángeles Fernangómez. En algún caso excepcional en que no es así, siempre se especifica el nombre del autor y se cuenta con su autorización.


martes, 29 de noviembre de 2011

TRISTEZA

TRISTEZA                                                                                         (2011)


Hay días
en los que el dolor deviene a chorros implacables,
se instala en la nuca
y se poliplica en lanzas puntiagudas por el cuerpo.

Hay veces
que el alma quiere que la lámpara se apague,
que no haya ruidos
ni llamadas que estallen por la frente.

Hay espacios
que rememoran a bofetadas los tormentos
y uno sigue adelante
buscando a tropezones su eje de cordura.

Hay horas
que no tendrían que correr por los relojes,
que el dolor de otro dolor
aprieta mucho más el nudo en el estómago

Y ahoga…, ahoga…, ahoga…, ahoga…, ¡AHOGA!

Todos los derechos©Ángeles Fernangómez (texto y foto)

6 comentarios:

CARMEN dijo...

Bello POEMA, Ángeles y sí hay días,hay veces...

Gracias

Manuel dijo...

Por suerte, esos días son solo a veces. Los otros, los de luz clara y aire fresco, los compensan.

Buen poema, Ángeles.

Un beso.

La Solateras dijo...

Querida Ángeles, en mi opinión la tristeza siempre ha dado más juego, poéticamente hablando, que la alegría, que resulta bastante insulsa e incluso un poco cursi. Cuando un poeta dijo que era feliz, no sé quién le contestó: -¡cómo has podido caer tan bajo!

De la tristeza nacen poemas como éste, en el que se toca la emoción con la mano. Y con versos magistrales como
y uno sigue adelante
buscando a tropezones su eje de cordura
.

De todas formas. prefiero que seas feliz, aunque no nos regales cosas tan buenas.

Muchos besos.

Ángeles Fernangómez dijo...

CARMEN: mil gracias. Si son veces. Besos

MANUEL: por suerte,en la vida todo el mundo reproduce emociones, unas veces tristes y otras alegres. Me quedo con las alegres. Soy alegre. Montón de gracias y besos.

"SOLATERAS": mi Ana. Claro que compensan. Yo por lo menos quiero equilibrar siempre la balanza hacia lo claro. El mundo no está en contra de nadie. A veces estamos tristes y otras alegres. Gracias por esto y por "lo otro" (ya sabes).
Muy bueno lo que dices sobre "¡cómo has podido caer tan bajo!". Ciertamente, suele salir más literatura de los momentos tristes que de los alegres. Sin embargo, yo suelo proponerme escribir cuando estoy contenta también (será espíritu de contradicción... jejee).
Y gracias a todos por considerarlo un buen poema. Muchos besos.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Pues sí, Ángeles, hay poemas que sencillamente, gritan las verdades pequeñas.

Mil besos
Marian

Azanatos dijo...

Real como la vida misma.
Ha sido un espejo en el que me he visto hoy.