VEN, PASA SIN LLAMAR


MENSAJE Y CANCIÓN DE BIENVENIDA AL BLOG
(Pinchar sobre el texto que sigue, para escuchar la canción):
VEN,
PASA SIN LLAMAR
(*) Vídeo de la CANCIÓN: pinchando en cualquier parte del texto de bienvenida anterior (Le puso música y voz: Amador (Dorchy Muñoz) Gracias.


*Las FOTOS que acompañan a las entradas de este Blog has sido tomadas por Ángeles Fernangómez. En algún caso excepcional en que no es así, siempre se especifica el nombre del autor y se cuenta con su autorización.


martes, 4 de noviembre de 2008

COSAS DE LA ESTUPIDEZ ("Mis relatos breves")

No siempre todo es lo que parece

Lo había intentado ya de mil maneras.
Primero la quiso matar de pasión, después de celos. Más tarde le soltó a bocajarro que era tonta y no valía para nada. Cuando intentó rebelarse la tachó de histérica y, por fin, de imbécil y de estúpida. Se quedó paralizada.
Pero aquel día preparó él dos tazas calentitas de té verde, la besó en los labios y le dijo: “cariño, siéntate y bebamos juntos”.
Sin que la viera, ella intercambió las tazas. Puede que no fuera tan estúpida, sólo que él ya no pudo comprobarlo.



Todos los derechos©Ángeles Fernangómez

16 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Bueno, nada es lo que parece casi nunca, Angeles, y mucho menos si pasa por el matiz de la supuesta "inteligencia" humana.

Un besote

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Desde luego Marian. Así es. Gracias por tu comentario.
Besos

Luisa Arellano dijo...

Y es que las mujeres valemos mucho!!

Un besazo

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Por supuesto, Luisa. Por supuesto. Quien lo dude es un poco pelele (con todos mis respetos a los hombres).
Besos

Alonso de Molina dijo...

Tras los acertados comentarios de féminas, un hombre comenta: "me ha encantado" la forma de contarlo y el merecido final del sujeto.

aplausos para tí

.

CaminanteDeNoche dijo...

Me encantó este relato cuando lo oí por primera vez en un encuentro poético.
Siempre se dijo que...más vale maña que fuerza, ojala lo aplicaran muchas víctimas antes de que la brutalidad se lleve a la inteligencia por delante.

Besos

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Gracias Alonso. Qué bueno que una voz masculina haga un comentario sobre esto. Y tan bueno. Doblemente gracias.
Y un abrazo
Ángeles

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Gracias Matilde. Sí, recuerdo que lo leí en Valencia. Ahí es donde tú lo oirías.
Besos, colega.
Ángeles

elisa dijo...

relato precioso y simpático. Puede que no lo fuera ,sí...
un saludo

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Tienes razón, Elisa: "puede que no lo fuera si...". Ay, perdonaría con mucho gusto que este relato no hubiera podido escribirse porque el tema de inspiración en el que se basó no existiera, desde luego.
Gracias y un abrazo
Ángeles

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querida Ángeles,

no quiero ser manévola.
Pero entre tú y yo, jeje, que le puso en la tacita de té.

Eres genial.

Un besote muy fuerte.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Es que la chica... ¡de estúpida tenía poco, amiga Cris. ¡Qué se creerán algunos...!
Ángeles

MarianGardi dijo...

Gracias Angeles, es un honor tenerte en mi blog, demuestras tu calidad humana y dices que tienes vivencias parecidas a las mias.
Tenemos cosas en comun y eso hace que nos sintamos cercanas.
Desgraciadamente el poeta ha de desagarrarse por dentro para que su flauta suene bien y no desafine. Verdad?
Has puesto hoy un titulo del miedo azul, que habla sobre algo que tengo en carne viva amiga, puedo llamarte amiga?
Demuestras con tu actitud, lo que dijo Mario Benedetti: "La Mariposa nunca deberia olvidar que antes fue gusano".
Besos yo tambien ven,go a leerte

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Cielo, he intentado dejarte un comentario en tu poema (que me ha encantado) pero no he podido, no me muestra la opción para hacerlo... no sé si es que has cambiado algo en la configuración del blog, o si es que yo estoy tremendamente torpe esta mañana...

Besitos

Javier dijo...

Bonito relato... aunque te digo que la mayoría de los hombres nos quedamos en ese primer intento. Creo... o por lo menos yo...jaja...

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Gracias Javier. Mejor, mejor.